Blog SaveID

El auge del Triatlón, el deporte que nació de una apuesta

El auge del Triatlón, el deporte que nació de una apuesta

Hasta hace muy poco, el triatlón era un deporte completamente desconocido en España. Pero no era cosa de nuestro país, es que el deporte que hoy mueve a miles de personas ha sido uno de los últimos en nacer y popularizarse.

Los primeros datos apuntan a una carrera celebrada en Francia en 1920 bajo el nombre de “Les trois esports”, organizada por el diario L’Auto, el mismo que inventó y popularizó el Tour de Francia. Sin embargo, esta vez no les salió tan bien y la carrera no pasó de ser un experimento.

No fue hasta 1974 cuando se puede hablar del nacimiento del triatlón, y surgió a raíz de una apuesta. Marines norteamericanos destinados en Hawaii discutían cuál de los tres deportes (natación, running o ciclismo) era más duro, y para salir de dudas organizaron una carrera.

ironman triathlon

Nada menos que 3.800 metros a nado, 180 kilómetros en bici y un maratón (42,195 kms) . Acababa de nacer el Ironman, la modalidad más dura de este deporte. En realidad, el triatlón cuenta con 6 categorías, y si atrae a tanta gente es porque ofrece la posibilidad de que cada persona encuentre una carrera adaptada a su rendimiento.

La más corta, por ejemplo, son 400 metros nadando, 10 kilómetros en bici y 2’5 corriendo. Se conoce como Super Sprint y a primera vista parece mucho más asequible que los Ironman. En realidad, el atractivo de este deporte radica en la capacidad de superación y en el reto de terminar una prueba. Convertirse en finisher de un triatlón es uno de los estados de Facebook más compartidos y a la vez envidiados de este planeta.

En España, los aficionados a este deporte no dejan de crecer. En España se ha pasado de 15.946 licencias en 2010 a 29.739 en 2015, y los clubes en el mismo han crecido de 588 a 1.121. Aunque son solo cifras orientativas porque gran parte de los aficionados lo practican sin federarse.

Pero el triatlón entraña riesgos. Se trata de un deporte muy duro donde una mala gestión de las fuerzas o un déficit en la alimentación pueden hacer que nos topemos con el muy temido Tío del Mazo, es decir, que nos quedemos sin fuerzas en medio de una carrera o entrenamiento.

Desde SaveID recomendamos siempre la práctica de todos los deportes, y en especial aquellos que más nos permiten disfrutar del aire libre. Eso sí, con prudencia. Por eso una pulsera con identificador QR nos puede ser muy útil en deportes como el triatlón. En caso de caída o desfallecimiento, este práctico dispositivo permite acceder con total facilidad a nuestros datos médicos y personales. Con el añadido, para los más competitivos, de no suponer peso extra, pues también se pueden llevar estos códigos en una ligera pegatina.