Blog SaveID

¿Qué es el geocaching y por qué está triunfando?

¿Qué es el geocaching y por qué está triunfando?

En España hay por lo menos 4.000 tesoros escondidos. Escondidos, pero perfectamente localizables. Y a eso se dedica mucha gente, a buscar tesoros con el móvil.

Es lo que llamamos Geocaching , el arte esconder y encontrar “tesoros” en cualquier lugar, con la ayuda de un GPS. Una mezcla entre deporte, tecnología, misterio y orientación que lleva años causando furor entre sus allegados, cientos de miles a nivel mundial. En España se popularizó sobre todo a partir de 2008, momento en que gran parte de la población comenzó a tener acceso a los GPS gracias a la democratización de los smartphones.

Lo cierto es que no le faltan atractivos. Barato, accesible y divertido, es un plan perfecto para las familias que une a mayores y pequeños en la búsqueda de un tesoro que puede estar escondido tanto en campo como en ciudad. Una oportunidad única para planificar una excursión o una visita cultural (muchos están escondidos en castillos) en la que todos encuentren un punto de motivación. Y eso que los tesoros no son tales en la mayoría de los casos. Se trata de objetos de bajo coste enterrados en un tupper que quién los haya encontrado debe volver a dejar en su sitio o sustituir por otro de igual valor.

Salvo que seas un perverso geomuggle. Ese tipo de criaturas, odiadas por los auténticos geocachers, se dedican a robar los pequeños tesoros y no reponerlos. Su nombre, inspirado en la palabra que definía en Harry Potter a las personas que no entendían de magia, hace alusión a un tipo de personas que no entienden ni comparten la filosofía del geocaching. Encontrarte con alguno de ellos puede amargarte el día, aunque peor es tener un accidente y no ir equipado con una pulsera de emergencias SaveID. Aunque de fácil acceso, tanto los tesoros como el acceso a los mismos pueden entrañar dificultades, senderos en mal estado, barro, lluvia… Nunca está de más protegerse.

geocaching montaña

En total hay más de 300.000 tesoros (o “cachés”) escondidos a lo largo de unos 220 países y en el juego participan miles de personas de todo el mundo. Desde el único que existe en el Congo hasta los 66 de Afganistán o los 37.000 del Reino Unido. Aunque estas cifran varían constantemente ya que se trata de un juego vivo. Cualquiera puede esconder un tesoro siempre que publique sus coordenadas en el sitio Geocaching.com y describa el entorno. Quien lo encuentra debe avisar en la misma página.

A nivel mundial, el geocaching nació en 2000, cuando el Gobierno estadounidense suprimió un error premeditado de sus satélites que degradaba la señal por razones de seguridad nacional. David Ulmer, asiduo del foro sci.geo.satellite-nav, lo celebró escondiendo un tesoro en un monte de Oregón y proponiendo al grupo que lo encontrase.

A medida que crecía la afición, se concentraba en el sitio Geocaching.com, hoy web oficial del juego y propiedad de la empresa Groundspeak, que registró el término. Uno de sus negocios es la venta de gadgets, sobre todo geocoins(monedas) y travel bugs (bichos viajeros), una chapa con número que se cuelga al tesoro. Las monedas también van numeradas. Cuando alguien las encuentra, debe ocultarlas en otro sitio y notificarlo en la web, especificando su identificación. Geocaching.com hace el seguimento del objeto y lo comunica al dueño.