Blog SaveID

Las mejores piscinas naturales para recibir al verano

Las mejores piscinas naturales para recibir al verano

A veces, cuando llega junio el calor aparece. Otras, como este año, ya llevamos mucho tiempo conviviendo con él. Y es entonces cuando se hace urgente un baño al aire libre rodeado de naturaleza. Si vives en la costa lo tienes relativamente sencillo, pues en España hay 8.000 kilómetros de costa. Pero… ¿y si vives en el interior?

Pues no faltan opciones. Además de los lagos o embalses, que cuentan con zonas de baño y playas habilitadas para la ocasión, en nuestro país hay un gran número de manantiales y piscinas naturales, estupendos para visitar cuando el calor aprieta. No solo suponen un ahorro respecto a las piscinas artificiales, sino que además su uso y conservación contribuye a preservar el medio ambiente y a concienciarnos de lo valiosos que resultan estos espacios.

Si además eres aficionado al excursionismo estás de enhorabuena, ya que a la mayoría de estos lugares se accede tras un paseo andando, normalmente por parajes de gran belleza. Y aunque el baño no reviste ningún peligro, siempre es aconsejable llevar una pulsera de emergencias con código QR que permite a cualquier persona con móvil acceder a nuestros datos en caso de pérdida, caída o desorientación.

Así son las piscinas naturales más alucinantes de España.

1 Fuentes del Algar (Alicante)

Si pensabas que Benidorm era solo una enorme suma de rascacielos, peleas por la sombrilla y restaurante buffet este lugar te va a sorprender. A solo 15 kilómetros de la urbe levantina, se encuentra este lugar repleto de cascadas y remansos cristalinos, donde, eso sí, hay que lucahr contra la aglomeración. Recomendable ir entre semana.

piscinas naturales benidorm

2. Charca de la Nieta (Ávila)

A esta helada piscina de la vertiente sur de Gredos, se accede desde el pueblo de Piedralaves, en la provincia de Ávila, a hora y media (menos si el tráfico lo permite) de Madrid. Sus frías aguas hacen que los bañistas salgan completamente rejuvenecidos del baño y con energía para afrontar el resto del verano.

piscinas naturales  charca de la nieta

3. Cala Bramant (Girona)

No solo de agua dulce se forman las piscinas naturales. Este relativamente desconocido rincón de la Costa Brava forma una piscina salada donde incluso, si la Tramontana se pone seria, llega a haber oleaje. Unas impresionantes rocas verticales de 10 metros de altura conforman un óvalo protector que te aíslan del exterior es esten rincón salvaje al que se llega haciendo senderismo.

piscinas naturales costa brava

4. La Font Calda (Tarragona)

En la localidad de Gandesa se puede encontrar una fuente de agua medicinal que brota a 28 grados de temperatura junto al río Canaletes. Desde el siglo XIV se tiene conocimiento de estas aguas con sulfato magnésico, cloruro sódico, cloruro cálcico y carbonato cálcico y podemos seguir disfrutando de ellas ya que hay un tramo habilitado para darse un chapuzón.

pìscinas naturales tarragona

5. Los Charcones (Las Palmas de Gran Canaria)

En la isla de Lanzarote encontramos lo más parecido a una piscina infinita que nos puede dar la naturaleza. Son un conjunto un conjunto de piscinas naturales de todas las formas y llenas de aguas claras de diferentes tonalidades con el mar como telón de fondo. Requiere un cierto esfuerzo llegar, así como calzado adecuado, pero eso hace más interesante la aventura y más merecido el premio final.

piscinas naturales lanzarote